Instalado ya en Madrid en 1950, Gregorio Prieto viajará por España dibujando como antes lo había hecho por Inglaterra. Su mirada se posará especialmente en La Mancha, tomando del natural las imágenes de unas gentes y de un paisaje, que seguían siendo los mismos que conoció Cervantes. Una parte de aquel trabajo fue recogida en el libro: La Mancha de Don Quijote.  Otros dibujos serían destinados a un proyecto más ambicioso que cristalizaría en 1963: una monumental edición de bibliófilo del Quijote.

Los dibujos originales se presentaron en 1962 en la Biblioteca Nacional, y después ya impresos, en la célebre cueva-prisión de Cervantes en Argamasilla de Alba, lugar donde fue concebida la novela más importante de la literatura universal. Son las mismas obras que ahora se exponen en el marco de la Casa Natal de Cervantes.

Esta edición de El Quijote fue de diecisiete ejemplares, con diecisiete litografías sobre piedra, numeradas y firmadas, acompañadas de los textos cervantinos correspondientes encabezados por grandes capitulares realizados por el artista. Se imprimieron en el taller madrileño de Dimitri Papagueorguiu,.

(Vicente Nello, comisario)

Dirigido a: todos los públicos.
Fecha: del 11 de marzo al 5 de junio de 2016.
Organiza: Dirección General de Promoción Cultural. Comisario: Vicente Nello. Colabora: Fundación Gregorio Prieto
Entrada gratuita. Aforo limitado.