Presentación en Santa María la Rica del libro “Dos suspiros sobre la almohada”

PRESENTACIÓN DEL LIBRO

“Dos suspiros sobre la almohada”, de Maribel Domínguez y Eduardo Mohedano, publicado por Ediciones Vitruvio, 2021

VIERNES 18 DE JUNIO DE 2021 A LAS 19:30 HORAS

Nos hallamos ante un poemario con una estructura cautivadora, en forma de dueto poético entre una voz masculina y una femenina, que se van intercalando dando forma a bellas y sugerentes metáforas sobre el eros y el amor. Versos convertidos en susurros, que danzarán al son del apareamiento, haciéndonos revivir la
intensidad de las pasiones humanas.

La dinámica de los versos sigue la estructura del diálogo, donde primero habla una voz y luego la otra en forma de respuesta, teniendo así oportunidad de apreciar las diferentes aproximaciones al amor y a los sentimientos, que experimentan los dos autores.

La diferencia de caracteres convierte el baile amoroso en un evento realmente apasionante y arrebatador. En la voz femenina podemos intuir un espíritu lanzado, atrevido, que se mueve con confianza en las esferas de lo prohibido, y que, como la misma Eva bíblica,
representa la invitación al pecado, en un susurro hacia su amado
que evoca la llamada del amor, el canto de la Sirena Parténope:

“Ven, amor ven, somos navegantes en la tempestad de una maravillosa locura.”

Y, como respuesta a esta llamada, encontramos una voz más contenida y pausada, con cierto toque melancólico, unos versos más reflexivos en donde el amado duele por ir, pero tiene el freno de la consciencia fiel, que le mantiene a las orillas:

“en la ficción trato lo imposible
como si fuera real
pues es la infiel voluntad
la que traza la frontera.”

Los estilos poéticos son diferentes: en la voz femenina impera un mayor simbolismo, una construcción metafórica más espontánea e irracional, con cierta ligereza de espíritu, más provocativa, hilando sensaciones con emociones. En cambio, el estilo masculino tiene una mayor gravedad, una presencia más argumentada pero que al mismo tiempo le confiere a la voz, una fuerza imponente, abrumadora, un espíritu que desata su pasión sin freno ni temor.

Las dos almas deciden desatar su locura amorosa en el limbo de su imaginación, permitiéndose la libertad del gozo en el que sus espíritus se necesitan mutuamente en su complicidad, elevándose hasta la cúspide del éxtasis amoroso:

“Las luces de la ciudad, dormidas y lejanas,
parecía que temblaban
al oír nuestros cuerpos sollozar
sobre aquella compartida almohada.”

La obra está enriquecida por elementos mitológicos, que amenizan perfectamente los poemas, adornándolos con la aportación de sus significados vitales. Así se nos ofrece un conjunto erótico y sensual, de delicadeza extrema, que no cae en ningún momento en la vulgaridad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X